El novedoso y popular sistema que te ofrece seguridad, y versatilidad ¡a un precio más económico!

Te contamos todas las ventajas y todo lo que necesitas saber acerca del Wood Frame.

En el ámbito de la construcción, muchas de las técnicas y procedimientos que han prevalecido durante todos estos años han tenido que reversionarse o modernizarse en pos de las nuevas tecnologías y como respuesta a los nuevos desafíos que acarrea la actualidad.  El sistema Wood Frame es un excelente ejemplo de ello.

El Wood Frame se alza como un nuevo método acorde a las necesidades vigentes del siglo XXI, incorporando materiales más seguros y duraderos, y se aleja totalmente del uso tradicional del ladrillo, una técnica adoptada hace ya más de un siglo y que hoy queda rezagada.

Este tipo de construcción se popularizó inicialmente en Estados Unidos y Canadá, y consiste en un uso particular de la madera mediante una tirantería específica y manejable que puede clavarse entre sí. Se obtiene como resultado estructuras más ligeras y fáciles de construir, lo que asegura una entrega mucho más temprana que en las construcciones tradicionales.

Sin embargo, y contrariamente a lo que muchos piensan, que sea más rápida y represente un menor costo en comparación a otros tipos de construcción de ninguna manera es sinónimo de que es menos resistente o de menor calidad. Al contrario, al tratarse de madera previamente tratada, estamos hablando de un material que acompaña los movimientos estructurales, lo que evita grietas o quiebres, y que, además, asegura su durabilidad en aproximadamente unos cien años, ostentando un excelente grado de aislación térmica y acústica.

Pero eso no es todo. Todas las ventajas mencionadas respecto al sistema Wood Frame también se reflejan en su reducción de costos. Su rapidez, mano de obra y tiempos de ejecución son los que diferencian a este sistema del tradicional, sin contar que son obras más limpias y secas. Como resultado, se disminuye drásticamente el impacto ambiental que se favorecerse en el ahorro energético durante la construcción y a posterior, con los gastos de calefacción y aire acondicionado, cuando la vivienda ya está entregada

Es decir, optando por este sistema que te ofrece Edificar Viviendas la cantidad de beneficios es amplia y especialmente para vos y tu bolsillo. Menor tiempo de espera en recibir tu casa, menor costo en materiales y mano de obra, menor impacto ambiental y un significativo ahorro energético en cuanto a costos de climatización.

Espacios más amplios que en una construcción tradicional, ya que las paredes son más angostas, ambientes libres de humedad y toda tu casa cubiertas con tres tipos de aislantes diferentes: térmicos, hidrófugos y acústicos, que te aseguran un hogar libre de todo aquello que te puede perturbar.