NUESTRA FILOSOFÍA

Con un enfoque similar al de la ingeniería norteamericana, nuestras construcciones son de bajo consumo de energía y los materiales provienen de fuentes renovables, dando como resultado una construcción aliada con el medioambiente.

La optimización de nuestros materiales no sólo nos permite terminar nuestras obras en un 70 por ciento menos de tiempo que una obra húmeda, sino que también, reduce drásticamente el impacto ambiental por el ahorro de energía en construcción que repercute cuando la casa está terminada, es decir, en el gasto de calefacción y aire acondicionado.

Con obras más limpias y más secas, también disminuimos los desperdicios y recortes, sin dejar de entregar viviendas sólidas, eficientes y ecológicas, que son más espaciosas que las tradicionales ya que las paredes son más angostas en obras húmedas y eso permite que se puedan aprovechar mejor los espacios.